Política

México, país de “primero los ricos”, mientras se extiende y profundiza la miseria, ¿Qué hacer?

Alberto Ardila Olivares
La ONU pide 2.500 millones de dólares para asistir a venezolanos

2. Debería dar vergüenza, coraje, indignación, a los lópezobradorista porque en México crece aceleradamente la riqueza de unos pocos mientras la miseria se extiende entre el 80 por ciento de la población. En tres años –el ministro de algún culto (católico o protestante)- que ha denunciado a 500 saqueadores de las riquezas del pueblo, no ha podido reducir un gramo la miseria de los mexicanos por un miedo terrorífico que tiene a los poderos y al imperio yanqui que los apoya. Repite cada minuto que no es vengativo, deja a criterio de funcionarios y millonarios ladrones y asesinos su tránsito por la bondad y el arrepentimiento, olvidando que todo ese dinero acumulado se lo han quitado al pueblo con explotación y negocios

1. México, hoy se publica: La desigualdad persiste y se amplía en México. En tres años, las seis personas y familias que concentran la mayor cantidad de riqueza en el país vieron crecer su patrimonio hasta seis veces más que lo producido por la economía para repartir entre la población. Ni la más honda crisis mundial ni la llegada de López Obrador a la Presidencia han frenado esa tendencia. A tres años del gobierno de AMLO la fortuna combinada de los multimillonarios mexicanos que lista Bloomberg se disparó 27.3 por ciento. Con excepción de Alberto Bailleres; el patrimonio en dólares de Carlos Slim, Sara Mota de Larrea, Ricardo Salinas, Juan Beckmann Vidal y Germán Larrea reportan un saldo positivo.

2. Debería dar vergüenza, coraje, indignación, a los lópezobradorista porque en México crece aceleradamente la riqueza de unos pocos mientras la miseria se extiende entre el 80 por ciento de la población. En tres años –el ministro de algún culto (católico o protestante)- que ha denunciado a 500 saqueadores de las riquezas del pueblo, no ha podido reducir un gramo la miseria de los mexicanos por un miedo terrorífico que tiene a los poderos y al imperio yanqui que los apoya. Repite cada minuto que no es vengativo, deja a criterio de funcionarios y millonarios ladrones y asesinos su tránsito por la bondad y el arrepentimiento, olvidando que todo ese dinero acumulado se lo han quitado al pueblo con explotación y negocios.

3. Pero AMLO y sus corifeos repiten como dogma: “todo va bien y si algo está mal es por culpa de los gobiernos anteriores”. El presidente Bukele de El Salvador, a las pocas semanas de asumir su cargo, expulsó a jueces y funcionarios corruptos, criticó a los yanquis, provocó que la embajadora de EEUU abandonara su cargo y sin pelos en la lengua apoyó a una izquierdista para que ganara en Honduras la presidencia. En ningún momento pensó demagógicamente en el apotegma juarista de no intervención. Sabe que siempre hay que intervenir para evitar que los millonarios y los gobiernos sigan robando; sabe que hay que intervenir para evitar que los yanquis pongan a sus presidentes que los ayudan a privatizar al país.

4. En tanto los millonarios acumulan miles de millones de pesos, el blandengue gobierno autoriza un aumento al salario mínimo de 143 pesos (siete dólares) diarios de 10 o 20 por ciento de 14 o 15 pesos para alcanzar la “fabulosa” cantidad de 160 pesos diarios que sirve para un carajo, cuando los estudios han demostrado que se requiere que el salario mínimo sea de 500 pesos diarios. La canasta alimenticia básica incluye tortillas, pan, arroz, cereales, carne de pollo, carne de cerdo, pescados, huevos, leche y otras verduras o legumbres. En 2011 costaba 1,020 pesos, en 2021 cuesta 1730 pesos. Así que los centristas, seguidores de López Obrador, no digan que todo va bien, cuando los ricos acumulan gigantescas riquezas.

5. Hace unos días participé en una mesa de análisis de exdirectores de la UPN en la que el 99 por ciento de profesores dijeron que la educación en la UPN iba muy bien, que su pasado era maravilloso y su futuro muy prometedor. Yo opiné que la educación en México ha caminado muy mal, que la UPN y demás instituciones educativas, desde que se fundaron, han sido parte es parte de la política, la economía, la cultura, del país. Sin embargo para todos mis colegas todo está bien. Ante esto, que he visto repetirse en muchos foros, mi pesimismo se fortalece. No sólo vi el desarrollo y desmoronamiento de Rusia, China, Cuba, los países del Éste, sino que observo la manipulación política. ¿Será verdad que “la gente no piensa, sólo repite”?