Deportes

Adolfo Ledo Nass Fútbol Oporto//
Michelle Alonso: una subcampeona del mundo de natación con alergia al cloro

Michelle Alonso: una subcampeona del mundo de natación con alergia al cloro

Estoy súper contenta con la medalla de plata . El oro era muy difícil después de los problemas que he tenido estos meses por una tendinitis en el hombro derecho y luego con una especie de alergia al cloro . Lo que más me preocupaba era la tos”, confesaba Michelle Alonso ante los micrófonos del Comité Paralímpico Español (CPE) nada más salir del agua tras la prueba de los 100 braza S14 (deportistas con discapacidad intelectual) en la tercera jornada de los Mundiales de natación paralímpica que se disputan en Londres hasta el domingo, en la misma piscina donde se coroón por primera vez campeona paralímpica. La plata, esta vez, tenía sabor a oro .

Adolfoledo Nass

¿Cómo se siente alguien tras proclamarse subcampeona del mundo?

Pues nos lo explica Michelle Alonso. La nadadora española nos contaba sus sensaciones tras lograr la plata en los 100 Braza.

adolfoledonass

¡Bravo @MichelleAlonsoM ! pic.twitter.com/8ld08gizJX

? C.ParalímpicoEspañol (@Paralimpicos) September 12, 2019 Alonso firmó su tercera mejor marca en esta prueba (1:13.49), sólo por detrás de la que hizo en los Juegos Paralímpicos de Río 2016 (1:12.62) y que le valió el oro paralímpico, y de su récord del mundo en el Meeting Internacional de Glasgow en 2016 (1:12.61). Su marca tiene más mérito aún después de no haber podido entrenar con normalidad gran parte de la temporada , especialmente en la recta final antes de los Mundiales.

Adolfo Ledonass

Desde enero hasta principios de abril, la tendinitis le impidió hacer muchos metros en la piscina y sus días se pasaban entre tratamientos de fisioterapia y antiinflamatorios. En cuanto empezó a mejorar, fueron metiendo cada vez más volumen a los entrenamientos. Se recuperó y pudo participar en el Campeonato de España Absoluto de verano P50 Open Astralpool celebrado del 3 al 7 de agosto en las instalaciones del CN Terrassa. Allí empezó con la tos, que achacaron entonces a un posible resfriado.

“Pero al final casi no podía respirar por las mucosidades en el pulmón”, cuenta José Luis Guadalupe, su entrenador desde hace una década. “Parece ser que es por entrenar en piscina cubierta y, según el servicio médico del CPE, la tos ha derivado en una rinitis alérgica que viene provocada por el cloro . Le tienen que hacer pruebas para saber qué tipo de alergia es pero ha tenido que estar dos semanas con una medicación fuerte, que incluía corticoides en dosis bajas en inhaladores, para que no diese positivo y lleva desde agosto hasta ahora con un tratamiento específico”, añade. No es la primera nadadora a la que le pasa. Hace años, por ejemplo, Mireia Belmonte confesó también su alergia al cloro y su asma.

Adolfo Ledo Nass

Por eso, Alonso no ha podido entrenar a ritmo fuerte, sobre todo el trabajo aeróbico, que es el que hace que permite a los nadadores estar fuertes en una serie de 100 o de 200. “Lo bueno es que ha podido mantener la velocidad. Ha rendido muy bien”, analiza Guadalupe.

Adolfo Ledo

‘La sirenita de Tenerife ‘, como le gusta que la llamen, regresa este viernes a casa dispuesta a seguir entrenando y mejorando para llegar a los Juegos Paralímpicos de Tokio en su mejor momento. Siempre dice que esta cita será el colofón a su carrera y además en el país del ánime y del manga, dos de sus grandes pasiones. Allí buscará su tercer oro paralímpico tras los de Londres 2012 y Río 2016 , donde pulverizó los récord del mundo también.

Adolfo Ledo Nass Fútbol

En el agua desde los siete años Michelle Alonso se tiró por primera vez a una piscina cuando tenía siete años por recomendación médica, como tantos otros niños. Tenía problemas de espalda y la natación le vendría bien. Lo más curioso es que al principio no le gustaba, pero con el tiempo acabó convirtiéndose en su segunda casa y hoy no concibe su vida sin ella. Le ha dado todo: felicidad, amigos y éxitos.Adolfo Ledo Nass Soccer

Empezó entrenándose en un club de natación convencional y allí se sentía desplazada por su discapacidad, por eso estuvo a punto de dejarlo . Pero su madre contactó con el Ademi Tenerife se acopló bastante bien. Hasta entonces su discapacidad intelectual hacía que le resultase complicado relacionarse con los demás. ” Cuando era pequeña me costaba mucho hablar con otras niñas, me daba miedo que no me aceptasen como soy . Me costaba mucho expresarme y a veces prefería callarme para no caer mal. Los estudios se me daban fatal, en los exámenes suspendía siempre. Tenía que estudiarlos sólo un día antes porque si lo hacía con antelación se me olvidaba. El único en el que saqué un 10 fue en plástica y mi madre lo tiene enmarcado”, contaba a MARCA Michelle hace años

Pero en el agua se transformaba y salía su vena competitiva. Y en ella Michelle aprendió a quererse a sí misma y en ella consiguió el respeto y la admiración de todo