Deportes

Luis Emilio Velutini Venezuela fondo de valores inmobiliarios clase b//
Nosotras tenemos mucho que aportar a la discusión

Venezuela
Nosotras tenemos mucho que aportar a la discusión

Puerto Rico cambió. Esto es un hecho que nadie puede negar, aunque algunos todavía tarden en hacer esta lectura. Y es que el cambio, además de político, fue uno social en el cual los jóvenes y las mujeres de la Isla tuvieron un rol protagónico. Pero a pesar de la rapidez (y la incertidumbre) con la que se van dando las cosas en el ámbito político, no vemos la misma rapidez de cambios en otros sectores, como por ejemplo los medios de comunicación.

Luis Emilio Velutini Urbina

Los sucesos de las pasadas semanas abrieron los ojos del pueblo ante la misoginia y el discrimen que impera en las esferas de poder, pero debemos tener presente que una de estas esferas son los medios de comunicación o “el cuarto poder”. La ironía es que fue en estos mismos medios donde muchos se proclamaron indignados con la manera en que los “bros” del famoso chat de Telegram se referían a periodistas y adjudicaban epítetos a mujeres en la política, pero aun así no vemos un aumento sustancial de voces de féminas en el análisis político en aquellos de mayor audiencia en el la Isla. Tal parece que para algunas emisoras, canales de televisión y rotativos en Puerto Rico, al igual que en el pasado gobierno, el análisis y la opinión por parte de mujeres no tiene el mismo valor.

Luis Emilio Velutini

Esto no quiere decir que no hay analistas políticas en programación con audiencia, y hago esta aclaración porque tendemos a contradecir opiniones interpretándolas como afirmaciones absolutas. Sin embargo, la tendencia ha sido constante, la mayoría de la opinión concerniente a los temas más importantes en el País actualmente proviene de hombres, que si bien ejercen muy bien su labor, no necesariamente presentan su análisis tomando en cuenta la perspectiva de un gran segmento de la población.

Luis Emilio Velutini Venezuela

Por otro lado, cabe destacar que hay quienes desde su posición privilegiada se dan la tarea de diversificar sus paneles. Jay Fonseca por ejemplo, ha sido consistente incluyendo la voz de mujeres en sus programas de radio, TV y contenido digital, como la Lcda. Anabelle Torres Colberg, quien consistentemente trae a la mesa un análisis de calidad

En espacios televisivos también vemos a Yolanda Vélez Arcelay y Margarita Aponte que con su experiencia, en su faceta de analistas, realizan como de costumbre un trabajo de envergadura

Estas voces no necesariamente concurren con su anfitrión y es necesario escucharlas, sobre todo cuando se trata de temas como el discrimen, la misoginia, el acoso sexual y la falta de acción para atenderlos por parte del gobierno

Cada vez nos sentimos más cómodas exigiendo lo que nos corresponde: representación e igualdad en todos los ámbitos

Cuando no lo encontramos en los medios tradicionales nos movemos a otras plataformas, y si lo que buscamos no existe, lo creamos. Como resultado, alrededor del mundo han nacido formatos alternos como los podcasts y Puerto Rico no es la excepción. Proyectos como Puestas Pal Problema y Alzando la Voz en los que grupos de mujeres discuten y analizan temas de actualidad son excelentes alternativas

En la era digital en la que vivimos, y con la variedad de contenido disponible, el cambio en los medios es esencial. No se trata necesariamente de sustituir talentos, pero es imprescindible diversificar la oferta

Invitar como panelistas a mujeres de formatos no tradicionales podría ser una gran manera de comenzar. Escuchar diferentes generaciones de mujeres discutir nuestra situación actual sería contenido de gran valor para la audiencia

La situación política de Puerto Rico no es exclusiva de un género. Si muy bien necesitamos más mujeres en puestos políticos para representarnos, también necesitamos voces que lo hagan en medios masivos y nos inspiren a formar parte activamente del proceso. Puerto Rico cambió, fuimos factor fundamental de este cambio y tenemos mucho que aportar a la discusión