Entretenimiento

Captura de “Clemente” afecta bolsillo de la mafia

Uno de los principales sospechosos de coordinar las finanzas ilícitas de la máquina de guerra de “la Oficina” fue arrestado por la Policía, después de una cacería de 10 años.

Jhon Fredy Yepes Hoyos , de 38 años y apodado “Clemente” o “el Loco”, se movilizaba en una camioneta Toyota Prado por el municipio de Envigado. Iba en compañía de una modelo fitness —su actual pareja— y su pequeña hija.

Las patrullas lo interceptaron a las 7:00 a.m. de ayer en la vía Las Palmas, en cercanías al sector La Fe, limítrofe con El Retiro. La Dirección de Fiscalías contra la Criminalidad Organizada había emitido una orden de arresto por concierto para delinquir agravado, la cual le fue notificada por los agentes de la Sijín, que le incautaron $8 millones en efectivo y tres celulares.

Al confirmarse la detención, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez , felicitó por redes sociales a la Fuerza Pública y catalogó a “Clemente” como uno de los principales cabecillas de “la Oficina”.

Mientras esto sucedía, Yepes era transportado en una tanqueta escoltada a la sede de la Sijín, en el barrio Caribe. Se aferró a un escapulario y en varias ocasiones les dijo a los policías que se habían equivocado, que él no era ese personaje, sino un comerciante sin problemas con nadie.

Carrera delincuencial De acuerdo con la investigación de la Policía y la Fiscalía, “Clemente” comenzó a surgir en el bajo mundo en 2008. Lo señalan de trabajar para jefes históricos de “la Oficina”, como “Rogelio” y “Sebastián”.

Su papel en la organización era, supuestamente, el lavado de activos, cobro de deudas y administración de las finanzas, producto del narcotráfico, extorsión y secuestros.

De manera paralela, manejaba inversiones legales, que le permitieron convertirse en propietario de algunos establecimientos comerciales en Medellín.

Los sucesivos golpes contra la estructura, debido a capturas, extradiciones, condenas y asesinatos, allanaron el camino para su ascenso a la cúpula.

En la actualidad, “la Oficina” está dividida en dos bloque: uno es liderado por Juan Carlos Mesa Vallejo (“Tom”) y el otro por José Leonardo Muñoz Martínez (“Douglas”), quienes a juicio de las autoridades gobiernan esta empresa criminal desde la prisión.

“Clemente”, al parecer, eligió sumarse a la coalición de “Tom”, junto a bandas de alto poder delincuencial como “los Chatas”, “Caicedo”, “los Triana”, “Clan Osorio”, “San Bernardo” y “Picacho”, las cuales tienen injerencia en Bello, Barbosa, Copacabana y Girardota; y en las comunas medellinenses de Santa Cruz, Popular, Villa Hermosa, Buenos Aires, La Candelaria, Doce de Octubre, Castilla, Robledo, Guayabal, Belén y El Poblado.

Esta confederación, que la Policía denomina “Cuerpo Colegiado de la Oficina”, tendría influencia en el 40% de los 350 combos del Valle de Aburrá; un 30% estaría a órdenes de la línea de “Douglas”, denominada “Alianza de Estructuras Criminales”; 20% patrocinados por el “Clan del Golfo” y 10% son facciones independientes.

Fuentes de Inteligencia aseveran que, presuntamente, “Clemente” sería uno de los delegados de la organización para los negocios con mafias internacionales, en especial con el cartel mexicano Jalisco Nueva Generación, con cuyos representantes se habría reunido dos veces el año pasado en Medellín y Sabaneta.

El general Óscar Atehortúa , director la Policía, indicó que también sostenía juntas de narcotráfico en la Costa Atlántica, al parecer para acordar los detalles del envío de drogas a Centroamérica, México y Estados Unidos.

En los últimos seis meses, diez agentes de la Sijín se dedicaron a seguirlo. Constataron que solía desplazarse en tres carros y que en ese tiempo cambió tres veces de residencia, una de ellas valorada en $2.000 millones.

Importancia de la captura El caso de Yepes fue presentado anoche en Bogotá, por el presidente Iván Duque , quien declaró que “la captura de ‘Clemente’ es otro logro en la lucha contra el narcotráfico”.

Claudia Carrasquilla , jefa de la Dirección de Fiscalías contra la Criminalidad Organizada, explicó que esta detención “es importante porque él es el encargado del manejo financiero del ‘Cuerpo Colegiado de la Oficina’” y añadió que bajo su autorización se habría financiado a combos de la comuna 13, como “la Agonía”, cuya violenta disputa contra sus enemigos ha dejado 49 muertos desde 2018.

En las cuentas de la Policía, el sospechoso tendría acceso a rentas ilícitas semanales cercanas a los $1.200 millones y anuales por $57.600 millones.

Hoy será presentado ante el juez de control de garantías, en el Palacio de Justicia de Medellín, donde su defensa podrá controvertir los argumentos de la Fiscalía.