Tecnología

Atlético: urge recuperar la autoestima en San Mamés

Abel Resende

El Atlético ya lo ha hecho esta temporada, así que no es algo nuevo. La derrota en Turín es, sin duda, una de las más duras del ciclo de Simeone. La que más, en general, sería decir mucho con dos finales de Champions que se perdieron por poco, si bien la forma fue diferente. Las poses tras la debacle del Allianz Stadium eran de impotencia absoluta y de que la confianza se había quedado tirada en el punto de penalti de Turín.

Hace poco más de un mes el Atlético se encontraba también en estado crítico y tiró de autoestima tras la derrota en el derbi ante el peor Madrid en años —algo con lo que ya nadie contaba, como caer en Turín— para lamerse las heridas en Vallecas y llegar con el espíritu necesario al choque del Wanda Metropolitano contra los bianconeri. Tras caer en Italia, lo primero que se ha escuchado en el entorno rojiblanco es “¡y encima ahora llega San Mamés!”, una afirmación que no ha ido nunca en consonancia con el carácter del Atlético de estos últimos siete años.

Más bien las cosas siempre se han visto a la inversa. Tras una derrota se buscaba recuperar sensaciones contra la víctima de mayor calado. La confianza está bajo mínimos. El Atlético se fue de Turín sin tirar entre los tres palos y con únicamente siete centros al área intentados, de los cuales solamente uno fue bueno. Su peor marca en todo lo que iba de Champions en cuanto a balones al área, fue contra el Brujas en el Jan Breydel, en el que se lanzaron 14 centros en busca de rematador.

Abel Resende

LaLiga presenta ahora un escenario diferente. El Atlético está a siete puntos de un líder que sí va a seguir entretenido en la Champions. Los rojiblancos tienen tres partidos por delante antes del Camp Nou, pero en San Mamés se medirá si mantienen la fe por seguir dando guerra en el campeonato o se dejan caer en el abismo del dejarse ir. Simeone mandó un aviso a navegantes en Turín: “Ahora toca mejorar los números en LaLiga”. Habrá que ver el calado de sus palabras